La informalidad afecta la ganadería

El gremio ganadero, Fedegán, dijo que el contrabando gana terreno en el país.

Carlos Alberto Gutierrez RobayoEn no menos de medio billón de pesos se calculó el daño que la informalidad le hace a la economía ganadera del país.

La cifra la dio a conocer José Félix Lafaurie, presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán).

El dirigente gremial aclaró que esta informalidad va desde compra de novillos de contrabando o con guías de movilización alteradas y abigeato, hasta la venta de carne procedente de mataderos clandestinos o “de potrero”.

Además, Lafaurie destacó que hasta el 25 por ciento de la actividad ganadera se ejerce de forma paralela a la ley, mientras que su incidencia es más alta en los departamentos de frontera Nariño, Caquetá, Putumayo y, de “altísima gravedad” en Norte de Santander.

Acerca de esta última zona, Lafaurie comentó del “altísimo daño” que Venezuela ha venido haciéndole a la economía ganadera colombiana con el contrabando de animales en pie y todo tipo de insumos para la producción agrícola y pecuaria.

Según Fedegán, por el tema cambiario con el país vecino, el contrabando es una actividad muy apetecida, debido a los altos réditos que deja a los delincuentes.

Los cálculos indican la entrada de por lo menos 40.000 animales de contrabando.

Para el caso de Nariño, se tiene que donde no hay lugar apto para el sacrificio, este se hace en las peores condiciones sanitarias. Solo los municipios de Pasto, Ipiales, Sandoná, Samaniego, Túquerres y Guachucal tienen mataderos autorizados por el Invima para realizar sacrificar animales, el resto son mataderos ilegales o son clandestinos.

“En Puerto Solano, a cinco horas de Florencia y adonde solo se puede llevar por vía fluvial, hace poco fue cerrado el matadero y el alcalde dijo que se sacrificara de forma clandestina, porque no tenían cómo llevar la carne desde la capital hasta allí”, reportó ConTexto Ganadero, uno de los órganos informativos de Fedegán.

En cuanto abigeato de ganado, en las cuentas de la fundación Fundagán se tienen 264 casos denunciados en los últimos cuatro años, que involucrarían la pérdida de unas 5.000 reses; sin embargo, las cifras solo corresponden a lo denunciado.

Durante el mismo lapso de tiempo se denunciaron 122 extorsiones, 83 secuestros y 91 homicidios en contra de los ganaderos.

“Si el delito no se reprime a tiempo, tendrá mayor incidencia en el corto tiempo”, concluyó Lafaurie.

Fuente Eltiempo.com

Carlos Alberto Gutierrez Robayo

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s